CONSUMIDOS EN EL CAMINO DE LOS RECUERDOS – Capítulo 20

Capítulo 20…

¡DEVES CORRER Y NO MIRAR ATRÁS!

_ Oye, ¿Cuándo empezó todo? ¿Lo sabes?_ Pregunto entre leves suspiros, el espadachín de almas.

_ ¿Cuándo fue qué?_  Aplico el autor de recuerdos.

_ Nuestra historia, nuestro pasado… ¿Por qué no quieres recordarlo?_

_ No concibo tus palabras._ Le negó.

_ La cueva de nuestros pecados está encerrada en tu subconsciente. ¿Porque todo es tan gris? Dime, acaso… ¿Yo no soy digno para tu corazón? Acaso, todo… cada instante… cada lazo, cada mirada, cada paso, cada mano, cada risa, cada sonrisa, cada pelea, cada abrazo, cada lazo… todo… cada cosa de nosotros, enserio quieres olvidarlo todo, olvidarme, es… doloroso, muy doloroso, tú fuiste todo para mí, pero… ahora me odias, ¡ERES UN EGOISTA!_ Exclamo entre dominantes melancolías, en esa cueva de una sola guerra, de un solo enemigo, que era su propio corazón, sus propios recuerdos.

_ Yo… no creo odiarte, realmente no siento nada, no odio, no amo, no lloro, pero… tu si quieres, y realmente hay algo que me explota desde dentro, que me provoca, la necesidad inevitable de demostrarte un poco de aprecio, pero, todo lo he perdido, mis mentiras, mis verdades, mis sonrisas, mis lagrimas, mis relaciones, todo desapareció, solo queda la locura, el anhelo de atarte a mi laberinto de rencor, puesto quizás la soledad es lo único que puedo recordar. Pero… aun tengo una historia que contar… ¿Por qué me siento de esta manera? ¿Por qué deseo que la escuches? Es extraño, sumamente extraño, pero el instinto animal de mi voz, siempre gana el combate…_

La cárcel dividía en dos la trayectoria del espacio, entre esquinas lejanas, evitando el toque de uno solo, mas Sabin recargaba sin remordimiento sus manos en ese vidrio divisor, apropiándose de ese espacio que no podía alcanzar.

_ ¿Qué es ese sonido?_ Pregunto intranquilo por la oportunidad.

Un vibrante rechinar se extendió en la habitación, aplicando las clásicas notas de una guitarra acústica, rin, rin, cantaba el instrumento entre la voz que agonizante se expandía de los labios de Setzer, esa sonora canción era tan hermosa como tenebrosa, enmarcando una melancólica voz que aplicaba a los ángeles más bellos de ese cielo fugaz, mas los gritos incapacitaban la mentalidad segura de nuestro guerrero. Asustaba el asustaba mucho, ¿Qué clase de canción era esa?

_ Una vez más,

Como puedas, ámame, _

Incorporo sus tenues emociones, asfixiando su mirada en la brillante creación que ofrecía Setzer.

_Dime amado, amado, hey, amado,

Sentí que oía una voz, o eso creía,

Una marchita una rosa susurra, ¡susurra!

“no hay sentimientos, ¡no los hay!,

No hay corazón hablando sobre las noches sombrías”

Las figuras salvajes se acercan lentamente,

Vendrán derramándose.

“No puedo ver”,

Lloro, lloro…

Solo estoy buscando mis propios pensamientos.

Dime, amado, amado, hey, amado.

¿Hacia dónde va la vida de una canción que se perdió en la historia?

La historia…_

Los gemidos de dolor comenzaron a propagarse.

_ La hirviente, hirviente, delgada línea,

No hay nada aquí,

No hay una última nota,

Sonando… izquierda,  izquierda, la derecha.

El sonido de un difunto,

Pun- para-rindo…

 Hablan ellos, hablan los cuentos.

“Sabrás que jamás podrás volver a ese entonces”

“Tú ya te has convertido en un difunto”_

¡PANCK! Un desgarrador grito, aturdió los oídos de Sabin, colocándole en estado de alerta.

_ ¡QUE PASA!_  Exclamo él.

_ Una vez más, ámame, como puedas,

Corta en pedazos mi vida_

Los cambios de tonos eran tan intranquilos, ahora aplicaban melancólicas estrofas que rogaban entre palpitantes voces, implorando ese algo que se olvido en el espacio tiempo de los dos.

_Adiós mi amor

Hey, ¡AMADO! Adiós…

 adiós_

La explosión dio su aparición, ahora gritaba entre lágrimas que desgastaban sus bellos ojos, desesperado por desahogar sus inalcanzables anhelos.

_ En ese día me he convertido en un fantasma,

Juntos,

Solos,

Pienso constantemente.

Nunca podre recuperar las palabras que perdí,

Adiós amado, amado,

Hey, amado.

Dando vueltas alrededor de esa línea me iré.

“Ten compasión y sigue caminando”_

¿Qué era ese flechazo en el corazón?, ¿que era ese algo que aplicaba una ilusión encarnada en verdad? ¡Richin! ¡Richin! No se encontraba más luz en una trayectoria incapacitada a la emoción mental que intensificaba la palabra amor. Oscuridad… Oscuridad… solo había oscuridad, acurrucando a estos jóvenes en un mar de lágrimas, entonces una luz se apropio de una cuarta parte de espacio, demostrando ante ellos escenas que impulsaban una lógica difusa.

 ¡PUCKATAPUM! Sonido… sonido… grito… grito. ¿Qué era eso que  otorgaba sonrisas perdidas? ¿¡QUE ERA ESO!? Que derramaba lamentos ensangrentados entre la tela de sus vidas.

_ No llores… no llores mas… se fuerte… un hombre… _ 

Empaqueto su orgullo en la cueva de sus recuerdos, un hombre intrépido que arrollaba sus pulmones con exhalaciones que expresaban un cansancio inimaginable.

El sujetaba con anhelo a otro hombre de mirada rojiza que exigía a sus lágrimas parar, mas algo le intuía aquella perdida que eliminaría un pedazo de su alma.

_ Juro… que no quiero llorar…pero duele… ¿Por qué tuvo que acabar así nuestro destino? ¡DIME! ¡Porque me defiendes! Entiéndelo… estas a punto de perder la vida, por causa de mi debilidad, así que… ¡DEJA TUS ESTUPIDESES DE HERUE Y PIENSA EN TI POR UNA VEZ! _

Se aferro a su brazo herido, intentando detener el derrame, mientras que los olores a putrefacta humanidad, le encadenaban al suelo de su final, mas él seguía de pie, contraatacando, entre afiladas espadas que entonaban espantosos sonidos al golpearse mutuamente.

_ ¡Peleo porque quiero que tu vivas! Entiéndelo…_

_ ¡No seas estúpido! ¿Qué hay de lo que yo deseo? Y-Yo… quiero que te quedes a mi lado. Y…y…yo ¡NO QUIERO QUE DESAPARESCAS! _

_ Seth… escúchame. Debes correr y no mirar atrás, sigue tu camino, forja tu destino._

_ ¿Por qué me estas pidiendo esto…? No quiero dejarte solo._

_ Es demasiado tarde para hacer algo_ Sonrió al medir sus heridas.

_ ¡Nunca es tarde para hacer una diferencia!_  Grito entre crisis emocionales.

_No hay tiempo para cambiar las cosas, si no hacemos algo ambos moriremos._  Insistió mientras sus ojos se centraron en los suyos al elevar su gruesa voz.

_ ¿Pero, y tú? ¡¡¡NO… NO!!! ¡Me niego! Entiéndelo… debo hacer algo._

Una sonrisa fugas se mostró en el rostro de Sabin al captar a su amigo, puesto escuchaba esa profunda preocupación que provocaba su relación.

_ Es por eso que es el final de mi camino, aun si escapara no lograría llegar lejos._ antes de dar un par de pasos alejando se dé el _ por eso vive por ambos._  se apoyo con coraje en su cuerpo, procurando levantarse, mas no daba resultado, el agotamiento había consumido su alma, mas el muchacho que intentaba proteger aun estaba con fuerzas, aquel joven solo pensaba en el recuerdo del ayer  que se desvanecía de su corazón, puesto el sabia  que aquello tan importante, tenía que irse, así que respiro con profundidad.

 _ Sabin, Gracias._ Sonrió orgulloso de sí mismo.

De pronto se acerco al rostro de ese gran hombre y pego su frente contra la de él, era tan cálida que emanaba una cercanía única.

_ No dejare que seas tú el que pierda de vista al mundo._ Le susurro, arrinconándose en su propio infierno.

La pluma de sus recuerdos dio su aparición.

_ Sabes… este poder, es para proteger, déjame usarlo._  sus ojos destellaron entre rojos dominantes, interactuando con su amigo, aquel que solo callaba al intentar poner en orden sus ideas.

_ La historia de dos, escapando a la burbuja del recuerdo, encarcelando el pasado en que ame, este deseo es inevitable para una salvación, dice adiós el narrador y comienza una nueva historia donde dos, uno serán._  De sus labios y manos, escapaban letras grisáceas que hundían al mundo en la desesperación, creando un interminable hoyo que absorbía como un huracán a su presa, convirtiendo al enemigo en nada.

_ Necesito irme… esto tiene una consecuencia, tendrás que olvidarme Sabin, se que pronto te volveré a encontrar. Adiós querido amigo._ Sonrió estirando su mano, rosando con lentitud las mejillas de él, Setzer sentía como su cuerpo se desvanecía a cada segundo que pasaba mientras su mirada se centraba en la persona que él quería con el alma, entonando aquella tristeza que emanaban los ojos de él, sabiendo que todo lo que alguna vez había soñado, desaparecería sin oportunidad alguna de evitarlo, el tiempo se tornaba efímero, aplicando las últimas palabras que le regalaría, la imagen se tornaba borrosa, todo acabaría en un instante.

_ Te a…_ 

La sombra de los dos se convertía en odio, mientras que la lentitud de reacción era tan obvia como la vida, la escena desaparecía entre corazones divididos, cuarteándola como un vidrio.

_ Que sorpresa más tenebrosa, ¿verdad espadachín? Este recuerdo tiene que ser de ambos, cada vez me intriga mas tu existencia, pero da igual, las emociones son patéticas, simplemente quiero que desaparezcas y me dejes proseguir con mis sombras, el consuelo perfecto para mi tenue alma._ Ignorando ese momento, se escondía en la oscuridad, ¿acaso todo estaba perdido?

No fue así, puesto Sabin comenzó a caminar paso a paso hacia las sombras mientras gritaba con fuerza.

_ ¡Es cierto que ese recuerdo nos pertenece a ambos! ¡Por lo tanto e de sufrir a tu lado!_ Antes de empezar a introducirse a ellas sintiendo la presión en su cuerpo a cada paso que daba, llenándolo de tristeza, mas la fortaleza de su corazón incapacitaba su urgencia a la realidad.

_ Déjame bailar de tu mano, permite que dancemos al compas de los recuerdos, y alucemos la oscuridad._

Entre vagabundas sonrisas de lealtad, la música fluyo como el sueño del ayer en que los dos eran inseparables, ahora les regalaban una balada de piano que cantada por los labios de Sabin, forzaban una liberación.

_Una simple mirada que consume lentamente una ilusión,

Recuerdos que persisten en mi existencia

Envuelto en un mar de emoción

Observando tu delicada esencia_

Sus profundas palabras hipnotizaban miradas, a él solo le importaba bailar por amor y esconderse en su dolor, liberando ese rencor, así que su mano le sujeto y un beso le dio.

_Que me envuelve en el pensamiento del ayer

Agradeciendo tu esplendido vivir

Desde el día en que te pude conocer

Para tu tierna verdad  adquirir _

Los pasos eran tan delicados como una bailarina en plena actuación, uno, dos, uno dos, se narro en el salto de tiempo, todo se enseñaba, todo se recordaba.

_Recuerdo el ayer en que llore y llore

Mas una mano encontré

Secando las heridas de mí temer

Expresando un simple querer_

Le penetro con la apasionada mirada de admiración, mas Setzer solo callaba, puesto todo era tan extraño que quería gritarle un apártate, mas su cuerpo se perdió en los pasos de el, y sus labios en silencio solo se dejaban llevar.

(¿¡QUÉ ESTA PASANDO!? Porque… por…que… no puedo moverme)

_ Déjame extrañarte, tiernamente pensarte

Inundarme de imaginación para abrazarte

Puesto anhelo recordarte, _

_ ¡Déjame!_  Insistió en empujarle, pero Sabin se aferraba con más fuerza.

_ ¡No!, nunca soltare tu mano, el ritmo conquista mis ganas de tomarte y correr con tigo en mis brazos, quiero que recuerdes, quiero que otra vez me desees._ Exigió con desesperación.

¿Qué era ese cambio tan drástico que había envuelto a Sabin? Pues él estaba tan desesperado que sus emociones fluían como un disco que se repetía una y otra vez.

_El niño de ojos de Dios

Sé qué lloras por amor

Sé que amas sin rencor

Pero el silencio te llevo_

_ ¿Qué son estas lagrimas?_ Impulso su respiración atorándolo en una crisis de dolorosa intriga que aplastaba la poca alma que le quedaba a Setzer.

_No quiere recordar ese amor

No quiere disfrutar del dolor

Se esconde en su calor

Y se ahoga en su terror_

La canción no cesaba, solo aturdía e impactaba.

_ ¡QUE ME DEJES! No te quiero ver, entiéndelo._ Consiguió zafarse, saltando vareas veces a la dirección contraria en que estaba su contrincante.

_ ¡SETZER! Por favor,  ¿¡QUE NO TE DAS CUENTA!?_ Le tomo de las manos y lo acerco con fuerza y rapidez hacia él, abrazándole con deseo y anhelo, mientras que su alma se ahogaba en ese insoportable dolor a rechazo. Esto planto una duda en Setzer, que por unos momentos, mantuvo su inconsciente abrazo. (Este olor…) Se consumió en la esencia de Sabin, que le calmaba por un instante. (E-Es como… si lo conociera.) Más al entrar razón se aparto nuevamente, entre temblores imparables.

_ ¿Cuenta de qué? ¡LARGATE!._ (Duele… Es insoportable) 

_Pues… ¡No me importa que me rompas una y otra vez,  yo seguiré aquí! Pues te lo diré ahora, Quizás puedas recordar las lagrimas del cielo…  son los lamentos de mi dolor, que cuida tu celda, mi dolor esta siempre cuidando de que no te hundas._  Intento alcanzarlo, intento hacerlo entrar en razón, puesto quería regresarlo.

_ ¡Deja de entrometerte en mi camino, quiero la muerte emocional, pero para ello, debo acabarte! Si es necesario, romperé cada uno de mis recuerdos, para que tú te alejes, para que entiendas que no ay remedio para mí._ poco a poco provocaba quiebres mentales en ambos corazones.

_ ¡SI ES ASI! ¡MATAME! ¡ROMPEME! ¡TERMINAME! ¡EXTINGUEME! Si no consigo rescatarte, al menos has que me ahogue con tigo por toda la eternidad._  Le rogo constantemente, consumiéndose en ese deseo perdido.

_No planeo eso, no quiero eso, no sé por qué, pero, no lo anhelo, no te llevare con migo, solo me haces daño, solo me llenas la cabeza de cosas que no comprendo, deja de insistir, déjame ir, no te necesito, entiéndelo._

_ ¡PERO YO TE NECESITO!_  Le interrumpió._ Te necesito más que a nadie, tu lo eres todo para mi, entiéndelo, ten misericordia de mis emociones, y no abandones la poca esencia del Setzer que tanto amo._

_ ¿Amo?, ¿Amor?, ¿Por qué amor?, ¿Por qué sientes eso?, ¿Por qué por mí?, No lo entiendo, no lo comprendo._ Su cabeza dolía, su corazón se hundía en una calidez que no comprendía, acaso ¿eso era alegría o tristeza? Puesto el sabia, que no podría, no lo viviría, no lo aceptaría, solo lo perdería, solo lo abandonaría, esa emoción que tanto deseaba, que tanto imploraba.

_ Si así es… ¡TE AMO! Setzer… te necesito._  Lo abrazo como nunca antes, aferrándose con fuerza a el, y rogándole que se detuviera, que recordara, que solamente… le aceptara.

Pero no fue así, la sensación de inseguridad ahí seguía, ahí vivía, así que Setzer solo pudo susurrarle como respuesta…

_ Y-YO…Te he amado desde que el mundo dio a luz a dos niños, que se enfrentaron en situaciones que les convirtió en historia, pero… uno de esos niños, fue condenado a la soledad, a la locura… a las ganas de vivir de nuevo, de encontrarte de nuevo… pero todo tiene un final, todo se pierde, nada perdura, nada existe, y este niño fue apagado, fue vencido, solamente… fue llamado, f-fue roto… y este niño desaparecerá, se ira, se esfumara, este niño te hará olvidar, te ara vivir, este niño sufrirá, por el bien de su amado, por el bien de ese futuro que sueña… este niño te dice adiós, te pide… que lo olvides, esta vez seré yo, quien te salve._

El tiempo se detuvo, el instante se mantuvo, entre escombros de esos recuerdos, apareció una mujer de bellos ojos rojos con una bella sonrisa, esta mujer se acerco a Sabin y le susurro.

_ El se quedara con migo._ Todo cambio, ella cambio, desapareciendo entre las llamas del dolor que estrangulaban la sonrisa de Setzer, arrastrándolo a esa agonía del adiós, la difunta foto del ayer se convirtió en un disfraz para el enemigo final, apropiándose de la belleza de esa mujer que llamaban…

_ ¡¡¡¡TIFFANIA!!!!_ Grito Sabin con todas las fuerzas posibles, exigiendo el por qué de sus actos, el por qué  de ese tesoro que le arrebataron, de esa persona que ya no estaba.

VOLVER A TODOS LOS CAPÍTULOS

Sobre Runter 103 Artículos
Es el jefazo que lleva la web, le gusta enviar audios muy largos mientras camina en un garaje.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*